Plantago major. Llantén mayor.

El finde pasado, de camino al huerto, en medio del bosque de hayas que tenemos casi al lado de casa, vi los ejemplares más bonitos de llantén mayor (plantago major) que jamás había visto. Normalmente en los hayedos no crecen demasiadas plantas, esto es debido a que son árboles muy exigentes en cuanto a agua y nutrientes y también debido a su frondoso follaje que no deja pasar mucha luz al suelo. Pero en un pequeño claro, de repente vimos a lo lejos que había un trozo verde de suelo, algo que nos resultó novedoso. Al acercarnos, allí estaban las plantas de llantén sobre un manto de hierba gallinera (Stellaria media) también comestible y medicinal, por cierto. Al estar iluminadas por un rayo de sol que se colaba entre las ramas de las hayas, se veían aún más mágicos y preciosos. Lástima que las fotos las hice con el móvil y no son de tan buena calidad, pero creo que se aprecia su belleza y su gran tamaño.

hayedo

Bosque de hayas

llantén luz

Plantago major

En gaélico el llantén es conocida como “la hierba que cura”, es una planta silvestre extendidísima por toda Europa (¿quién no la conoce?) y se ha usado medicinalmente desde tiempos inmemoriales. A América fue llevada por los europeos, y los indios de América del norte, conocen a la planta con el nombre de “pisadas de hombre blanco”.

Partes usadas: toda la planta/hojas

Propiedades: analgésica, anticatarral, antihemorrágica, antiinflamatoria, antiviral, demulcente, expectorante, tonifica las membranas mucosas, cura heridas.

Uso tópico: sus propiedades como “cura heridas” (propiedades vulnerarias y hemostáticas) se hacen efectivas con las hojas en crudo, ya que al someterlas a cocción las propiedades hemostáticas desaparecen. Si tienes una herida, un corte, quemadura o incluso una simple picadura de insecto, puedes aplicar sobre ella una hoja ligeramente aplastada (para extraer parte de su jugo) para evitar infecciones y ayudar en su proceso de cicatrización.

Uso interno: las hojas se pueden licuar para hacer zumo que resulta beneficioso en infecciones respiratorias gracias a su contenido en mucílagos y ácido silícico. Se tomarían dos cucharaditas 3 veces al día.

En tintura (tomar 3-5 ml 3 veces al día) también se toma para tratar problemas respiratorios (tos) y digestivos (acidez, diarrea, síndrome de cólon irritable, gastritis, úlcera péptica).

En infusión (una taza 3 veces al día) se suele utilizar para tratar problemas de la boca (gingivitis, úlceras)  y vías respiratorias (catarro, sinusitis, tos, etc.)

Para el dolor de garganta se puede hacer gárgaras con su infusión.

Además las hojas son comestibles, son muy beneficiosas para el sistema digestivo ya que mejoran la flora intestinal. Contienen vitamina C, K, A, B1,  y minerales como Potasio, Magnesio, Zinc, Calcio y otros. Es mejor comer las hojas más tiernas, ya que las más grandes se vuelven bastante fibrosas.

Cómo tomarla: ya lo he indicado anteriormente, se puede tomar en zumo, tintura, infusión. Lo más frecuente es la infusión.

Dósis: 3-7 gr al día. Máximo 50 gr a la semana. (Dósis para adultos)

Precauciones: Muy raramente puede ocasionar dermatitis. Es apta para niños (a menor dósis) .

Recolección: Se encuentra fácilmente en cualquier parte (campos, bosques, bordes, etc.) Es una de las hierbas más extendidas por toda Europa. Recoger siempre de zonas alejadas del tráfico y la contaminación.

*Aunque medicinalmente se prefiere el llantén mayor, el llantén menor (plantago lanceolata) de hojas más estrechas y alargadas, puede usarse como substituto.

llanténmayor

La planta de llantén más hermosa del mundo

Como veis, la naturaleza nos provee de medicinas y alimentos por todos lados, y es importante saber reconocerlos 🙂

Espero que te haya resultado interesante este artículo, si es así déjamelo saber! Un saludo!

Luisa

Anuncios

Miel de Salvia para la garganta

Este remedio es sencillo y efectivo. La miel tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, y resulta muy suavizante y calmante cuando nos duele la garganta, pero si le añadimos un toque de salvia le daremos un extra de propiedades antimicrobianas. Vamos a resumir las propiedades de ambos ingredientes y luego pasamos a explicar la receta.

Miel: además de emoliente (suavizante), la miel es antibacteriana y antiséptica. Las propiedades antibacterianas de la miel son debidas a su contenido en la enzima glucoxidasa; esta enzima al ser diluida produce peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), compuesto bien conocido por todos por ser antiséptico. No es de extrañar así, que la miel se haya utilizado tradicionalmente para curar heridas y quemaduras.

miel

Salvia: La salvia, del latín “salvare” que significa curar, es una de las plantas que tradicionalmente han tenido más uso medicinal. Tiene fuertes propiedades antimicrobianas, lo que la hace una buena aliada contra infecciones en la boca y garganta. Hacer gárgaras con infusión de salvia viene genial para tratar la gingivitis, úlceras en la boca y, lo que nos ocupa en este caso, infecciones de garganta.

salvia.yerbaluisa

Miel de Salvia: 

Los ingredientes son dos, y las cantidades las puedes variar dependiendo de tus necesidades o  de la cantidad que tengas disponible de ambos: Miel, y hojas de salvia.

Un apunte: Para que la miel realmente tenga todas sus propiedades es mejor que sea una miel local, si puede ser ecológica, o de algún productor de confianza. Evitad usar mieles tipo “Miel de la granja blablablá” que no gotea y todo eso pero ahí se acaban sus propiedades.

La salvia que sea fresca y libre de pesticidas, si es de tu jardín o tu maceta mejor que mejor!

Proceso:

  1. Limpia y seca las hojas de salvia y ponlas en un cazo.
  2. Vierte sobre las hojas de salvia la cantidad suficiente de miel para cubrirlas.
  3. Hierve a fuego lento durante una hora.
  4. Antes de manipularla asegúrate de que ya no quema, recuerda que los azúcares calientan muchísimo y es fácil quemarse con un despiste.
  5. Cuela la miel en un tarro esterilizado.
  6. Si estás haciendo cantidad suficiente para llenar un tarro puedes, antes de verter la miel en él, poner una ramita de salvia. Además de quedar chulo, también le conferirá un extra de sus propiedades.

miel de salvia

Uso: Tomar una cucharadita 3 o 4 veces al día. La puedes tomar sola, o añadir a las infusiones.

 

 

Althaea Officinalis. Malvavisco.

El Malvavisco es una planta eurasiática, que crece junto a lugares húmedos. Su nombre botánico  Althaea viene del verbo griego “altho”, que significa curar. Ha sido cultivada desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Su alto contenido en mucílagos le confieren propiedades suavizantes, emolientes y demulcentes, que ayudan en el tratamiento de afecciones respiratorias y del tracto digestivo, entre otras.

Seguir leyendo