Flores de Saúco, propiedades y recetas.

Últimamente he publicado en instagram más de una foto de las flores de saúco (Sambucus nigra), así que si vienes de allí, ya sabrás de mi gusto por este árbol, sus flores y frutos. Tenía pendiente dedicarle un post en el blog, porque son muchas sus propiedades y los usos que podemos darle. Precisamente por eso, porque es demasiada la información relacionada con éste generoso árbol, voy a dividirlo en varios post y voy a empezar con las flores, sus propiedades y lo que podemos hacer con ellas. Creo que ahora que están las flores en su esplendor es el mejor momento para hacerlo, así si os animáis podréis poner en práctica las recetas que os traigo.

Flores de saúco

 

Propiedades de las flores de Saúco

Las flores de saúco tienen propiedades anticarratales, antivirales y antiinflamatorias,  reducen la mucosidad y tonifican y suavizan las membranas mucosas reduciendo el malestar provocado por el catarro (estornudos, picor de ojos, nariz, etc.) Se suele utilizar para combatir la rinitis alérgica, la fiebre del heno, la sinusitis, etc.

En combinación con otras hierbas más específicas, se usa también en caso de bronquitis (es ligeramente expectorante) y otras infecciones respiratorias.

Se suele utilizar la infusión de flores para tratar además problemas bucales como úlceras, dolor de garganta o amigdalitis.

Por sus propiedades suavizantes y antiinflamatorias se utiliza a nivel tópico como tónico facial, suavizante y refrescante, o para tratar algún tipo de descamación o herida leve en la piel. Suele encontrarse en muchas formulaciones de cosmética natural. (La verdad es que es un ingrediente muy bueno y extremadamente barato!)

Para hacer un tónico para la piel idóneo, por ejemplo, para calmar la piel después de haber tomado el sol, sólo tienes que infusionar 25 gramos de flores secas de saúco en 600 ml de agua hirviendo, dejar enfriar, colar y aplicar con un algodón. Se puede guardar en la nevera durante 2 o 3 días.

 

Infusión de flores de saúco

Mientras el árbol está en flor, puedes hacerte infusiones con las flores frescas. Yo le echo una flor (o un trozo si es muy grande) directamente a la taza y me encanta tomármela mientras observo cómo se mueven las pequeñas flores en el agua.

Para poder tomar infusión todo el año, es muy fácil, sólo tienes que dejar que las flores sequen. Yo las cuelgo por casa, tengo flores secas de saúco por todos lados, en cualquier rincón que haya algo de lo que las pueda colgar, ahí están. Lámparas, pomos de puertas, clavos en la pared, lo que sea. Las ato en ramilletes con un poco de cuerda y se cuelgan cabeza abajo. Cuando están bien secas, crujientes y que las flores se pueden separar con facilidad, se mete en tarros limpios y con buen cierre (preferiblemente que sean oscuros para que se conserven mejor, pero tampoco pasa nada si no. ) Y ya está. Tienes infusión de saúco para el invierno, para los catarros de toda la familia, niños incluidos.

Parece una tontería, pero a mi me da una sensación de libertad y empoderamiento muy grande el hacer mis propias infusiones. Tanta como la de comer la comida que has cultivado tú misma. O alimentar a tu bebé con la leche que sale de tus pechos. Cosas de la vida que no tienen precio ni dueño. La vida verdadera.

Flores secas de saúco

Y ahora os cuento otra receta, menos saludable porque lleva bastante azúcar, pero oye! tampoco podemos vivir amargados forever sin poder hacer nada! Y el verano es para disfrutarlo! Es una bebida con burbujas, a mi las bebidas con burbujas no me gustan, pero ésta sí, porque es más suave el burbujeo y natural 100%.  El proceso, aunque fácil, es un poco más largo, pero merece la pena!

Champagne de flores de saúco

Ingredientes

  • 4.5 litros de agua
  • 650 gr azúcar blanca
  • 8 flores de saúco bien grandes y desarrolladas, que estén abiertas todas las flores.
  • 2 limones sin cera
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco.
  • cubo con tapa de 15 litros, limpísimo, por supuesto.
  • botellas con tapa

Procedimiento

Hierve la mitad del agua y añade el azúcar, revolviendo hasta que está completamente disuelto.  Deja que enfríe.

Sacude las flores de saúco bien para librarlas de algún insecto que puedan tener.Añádelas al agua con azúcar. Exprime el zumo de los limones y échalo junto con la cáscara. Añade el vinagre y el resto del agua. Cierra con la tapa.

Deja que fermente durante 4 o 5 días, la duración depende de la temperatura, si hace algo de frío, ponlo en un lugar más cálido. Después de 5 días debería empezar a formar burbujas debido a la fermentación. (Si no fermenta, se le puede poner una cucharadita de levadura seca, y entonces sí o sí, debería empezar a fermentar después de otros 4 días)

Cuélalo y embotella. Las botellas tienen que tener un cierre seguro (las que llevan eso metálico – no sé cómo se llaman- son de las mejores,  pero también puede explotar). Una opción segura (aunque menos bonita y sobretodo ecológica) es usar botellas de plástico de agua. Si el champagne está haciendo demasiadas burbujas la botella se pondrá rígida, entonces puedes liberar un poco de gas abriendo un pelín el tapón.

Después de 10 días embotellado, ya se puede empezar a tomar! Está muy bueno y es una bebida veraniega excelente y natural. Se conservará durante 6 semanas, pero es muy probable que os lo bebáis mucho antes!

Hay muchas más recetas de bebidas caseras a las que se le puede añadir flores de saúco, si os interesa saber más os las puedo pasar, pero si os gusta el sabor/aroma de estas flores, creo que lo principal es experimentar y añadirlas libremente a tus propias recetas. No creo que haya mucho margen para el error!

Vinagre de saúco

En una botella de boca ancha, mete de 10 a 15 flores de saúco y cúbrelas con 600 ml de vinagre de vino blanco o de sidra, como prefieras. Sitúalo en sitio cálido pero sin que le dé la luz del sol directamente. Deja que repose de 2 a 3 semanas. Es un vinagre con un sabor muy veraniego que quedará muy bien en ensaladas!

∼∼∼∼

Además esta semana he encontrado en una tienda de segunda mano un libro precioso que se llama “Food from your Garden”, es de 1977, una chulada (si saco una foto guay os lo enseñaré por instagram) y te enseña a cultivar, cocinar y preservar tus propias verduras y frutas. En este libro he descubierto otra receta con las flores de saúco, pero no la he puesto a prueba todavía, aunque mi pareja me ha dicho que él sí lo ha probado pues es típico por estas tierras inglesas; se trata de “elderflower fritters” O lo que es lo mismo, sumergir las flores de saúco en una masa para “crepes” (en mi tierra frixuelos) y freír. Lo pondré en práctica seguro y os lo contaré!

Espero que os haya gustado la entrada, y si sabéis de más usos para estas flores soy toda ojos!

Os dejo con otra foto de la flor de saúco, muchas veces tienen esa forma acorazonada. Porque son puro amor y ya esta!

 florsaucocorazón

Besos!

Luisa

Anuncios

Infusión para tratar problemas digestivos

Esta infusión es adecuada para tratar diversas afecciones del tracto digestivo, como la hinchazón o aerofagia, la acidez de estómago, úlcera péptica, o  el síndrome de cólon irritable.

Las plantas que la componen son las siguientes:

  • Manzanilla: antiinflamatoria, relajante, antiespasmódica, digestiva.
  • Semillas de Hinojo: carminativa,antiinflamatoria, mejora la digestión.
  • Ulmaria: antiácida, antiinflamatoria, suavizante.
  • Raíz de Malvaviscodemulcente, emoliente.
  • Milenrama: digestiva, tónica, antiespasmódicaantidiarreica.

La elaboración de la infusión es sencilla:

  • Pon las hierbas en una tetera, hierve 500 ml de agua y viértela en la tetera. Deja que infusione durante 5 minutos y sirve.

infu digestiva yerbaluisa

Dosis: Puedes beber una taza de la infusión de dos a tres veces al día.

Precauciones: No tomar durante el embarazo.

Nota: Cuando nuestros problemas digestivos tienen origen nervioso,  otra de las hierbas que nos pueden ayudar mucho es la Melisa, que además de aliviar nuestros síntomas digestivos, tiene un sabor muy agradable y refrescante. Muy recomendable como infusión de toma regular si estamos en una fase de estrés o ansiedad.

 

Miel de Salvia para la garganta

Este remedio es sencillo y efectivo. La miel tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, y resulta muy suavizante y calmante cuando nos duele la garganta, pero si le añadimos un toque de salvia le daremos un extra de propiedades antimicrobianas. Vamos a resumir las propiedades de ambos ingredientes y luego pasamos a explicar la receta.

Miel: además de emoliente (suavizante), la miel es antibacteriana y antiséptica. Las propiedades antibacterianas de la miel son debidas a su contenido en la enzima glucoxidasa; esta enzima al ser diluida produce peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), compuesto bien conocido por todos por ser antiséptico. No es de extrañar así, que la miel se haya utilizado tradicionalmente para curar heridas y quemaduras.

miel

Salvia: La salvia, del latín “salvare” que significa curar, es una de las plantas que tradicionalmente han tenido más uso medicinal. Tiene fuertes propiedades antimicrobianas, lo que la hace una buena aliada contra infecciones en la boca y garganta. Hacer gárgaras con infusión de salvia viene genial para tratar la gingivitis, úlceras en la boca y, lo que nos ocupa en este caso, infecciones de garganta.

salvia.yerbaluisa

Miel de Salvia: 

Los ingredientes son dos, y las cantidades las puedes variar dependiendo de tus necesidades o  de la cantidad que tengas disponible de ambos: Miel, y hojas de salvia.

Un apunte: Para que la miel realmente tenga todas sus propiedades es mejor que sea una miel local, si puede ser ecológica, o de algún productor de confianza. Evitad usar mieles tipo “Miel de la granja blablablá” que no gotea y todo eso pero ahí se acaban sus propiedades.

La salvia que sea fresca y libre de pesticidas, si es de tu jardín o tu maceta mejor que mejor!

Proceso:

  1. Limpia y seca las hojas de salvia y ponlas en un cazo.
  2. Vierte sobre las hojas de salvia la cantidad suficiente de miel para cubrirlas.
  3. Hierve a fuego lento durante una hora.
  4. Antes de manipularla asegúrate de que ya no quema, recuerda que los azúcares calientan muchísimo y es fácil quemarse con un despiste.
  5. Cuela la miel en un tarro esterilizado.
  6. Si estás haciendo cantidad suficiente para llenar un tarro puedes, antes de verter la miel en él, poner una ramita de salvia. Además de quedar chulo, también le conferirá un extra de sus propiedades.

miel de salvia

Uso: Tomar una cucharadita 3 o 4 veces al día. La puedes tomar sola, o añadir a las infusiones.

 

 

Tónico para el invierno: Tintura de bayas de saúco, menta y regaliz

En otoño e invierno, para fortalecer nuestro sistema inmune y como medida de prevención frente a resfriados y otras afecciones típicas de esta época del año, podemos hacer uso de esta tintura de bayas de saúco, equinácea, jengibre y regaliz. También nos ayudará si ya hemos empezado con síntomas de catarro o gripe, acortando la duración de la enfermedad y mejorando nuestro estado de salud.

Elderberry On Wooden Table

Ingredientes:

  • 25g de bayas de saúco 
  • 25 g de raíz de equinácea
  • 10 g de raíz de regaliz
  • 10 g de raíz de jengibre, fresca y rayada
  • 10 g de canela en rama, en pedacitos
  • 20 g de menta piperita
  • 400 ml de vodka de buena calidad
  • tarro de cristal esterilizado con tapa
  • bote de color ámbar esterilizado, con cierre cuentagotas. (350 – 400 ml)
menta-mentha-piperita

Menta piperita

Elaboración:

  1. Todos los ingredientes secos deben estar picados pero no molidos (no reducidos a polvo).
  2. Poner todos los ingredientes, excepto el vodka, en el tarro de cristal. Verter entonces el vodka, cerrar el tarro muy bien con la tapa y agitar unas pocas veces.
  3. Etiquetar el tarro con la fecha, guardar en un armario oscuro y agitar al menos una vez al día durante tres semanas.
  4. Colar el contenido del tarro con una tela de algodón o gasa, o un colador fino y verter sobre el bote donde conservaremos nuestra tintura.
  5. Etiquetar el bote con los ingredientes y la fecha en la que empezamos el proceso.

bote tintura sauco pixlr

La tintura se conservará por un periodo de 6 meses. Empezaremos tomando un par de gotas al día e iremos aumentando la dosis hasta tomar una cucharadita 2 o tres veces al día.

Precauciones: No recomendado para mujeres embarazadas. Por su contenido en alcohol no recomendado su uso en niños pequeños.