Plantago major. Llantén mayor.

El finde pasado, de camino al huerto, en medio del bosque de hayas que tenemos casi al lado de casa, vi los ejemplares más bonitos de llantén mayor (plantago major) que jamás había visto. Normalmente en los hayedos no crecen demasiadas plantas, esto es debido a que son árboles muy exigentes en cuanto a agua y nutrientes y también debido a su frondoso follaje que no deja pasar mucha luz al suelo. Pero en un pequeño claro, de repente vimos a lo lejos que había un trozo verde de suelo, algo que nos resultó novedoso. Al acercarnos, allí estaban las plantas de llantén sobre un manto de hierba gallinera (Stellaria media) también comestible y medicinal, por cierto. Al estar iluminadas por un rayo de sol que se colaba entre las ramas de las hayas, se veían aún más mágicos y preciosos. Lástima que las fotos las hice con el móvil y no son de tan buena calidad, pero creo que se aprecia su belleza y su gran tamaño.

hayedo

Bosque de hayas

llantén luz

Plantago major

En gaélico el llantén es conocida como “la hierba que cura”, es una planta silvestre extendidísima por toda Europa (¿quién no la conoce?) y se ha usado medicinalmente desde tiempos inmemoriales. A América fue llevada por los europeos, y los indios de América del norte, conocen a la planta con el nombre de “pisadas de hombre blanco”.

Partes usadas: toda la planta/hojas

Propiedades: analgésica, anticatarral, antihemorrágica, antiinflamatoria, antiviral, demulcente, expectorante, tonifica las membranas mucosas, cura heridas.

Uso tópico: sus propiedades como “cura heridas” (propiedades vulnerarias y hemostáticas) se hacen efectivas con las hojas en crudo, ya que al someterlas a cocción las propiedades hemostáticas desaparecen. Si tienes una herida, un corte, quemadura o incluso una simple picadura de insecto, puedes aplicar sobre ella una hoja ligeramente aplastada (para extraer parte de su jugo) para evitar infecciones y ayudar en su proceso de cicatrización.

Uso interno: las hojas se pueden licuar para hacer zumo que resulta beneficioso en infecciones respiratorias gracias a su contenido en mucílagos y ácido silícico. Se tomarían dos cucharaditas 3 veces al día.

En tintura (tomar 3-5 ml 3 veces al día) también se toma para tratar problemas respiratorios (tos) y digestivos (acidez, diarrea, síndrome de cólon irritable, gastritis, úlcera péptica).

En infusión (una taza 3 veces al día) se suele utilizar para tratar problemas de la boca (gingivitis, úlceras)  y vías respiratorias (catarro, sinusitis, tos, etc.)

Para el dolor de garganta se puede hacer gárgaras con su infusión.

Además las hojas son comestibles, son muy beneficiosas para el sistema digestivo ya que mejoran la flora intestinal. Contienen vitamina C, K, A, B1,  y minerales como Potasio, Magnesio, Zinc, Calcio y otros. Es mejor comer las hojas más tiernas, ya que las más grandes se vuelven bastante fibrosas.

Cómo tomarla: ya lo he indicado anteriormente, se puede tomar en zumo, tintura, infusión. Lo más frecuente es la infusión.

Dósis: 3-7 gr al día. Máximo 50 gr a la semana. (Dósis para adultos)

Precauciones: Muy raramente puede ocasionar dermatitis. Es apta para niños (a menor dósis) .

Recolección: Se encuentra fácilmente en cualquier parte (campos, bosques, bordes, etc.) Es una de las hierbas más extendidas por toda Europa. Recoger siempre de zonas alejadas del tráfico y la contaminación.

*Aunque medicinalmente se prefiere el llantén mayor, el llantén menor (plantago lanceolata) de hojas más estrechas y alargadas, puede usarse como substituto.

llanténmayor

La planta de llantén más hermosa del mundo

Como veis, la naturaleza nos provee de medicinas y alimentos por todos lados, y es importante saber reconocerlos 🙂

Espero que te haya resultado interesante este artículo, si es así déjamelo saber! Un saludo!

Luisa

Anuncios

Flores de Saúco, propiedades y recetas.

Últimamente he publicado en instagram más de una foto de las flores de saúco (Sambucus nigra), así que si vienes de allí, ya sabrás de mi gusto por este árbol, sus flores y frutos. Tenía pendiente dedicarle un post en el blog, porque son muchas sus propiedades y los usos que podemos darle. Precisamente por eso, porque es demasiada la información relacionada con éste generoso árbol, voy a dividirlo en varios post y voy a empezar con las flores, sus propiedades y lo que podemos hacer con ellas. Creo que ahora que están las flores en su esplendor es el mejor momento para hacerlo, así si os animáis podréis poner en práctica las recetas que os traigo.

Flores de saúco

 

Propiedades de las flores de Saúco

Las flores de saúco tienen propiedades anticarratales, antivirales y antiinflamatorias,  reducen la mucosidad y tonifican y suavizan las membranas mucosas reduciendo el malestar provocado por el catarro (estornudos, picor de ojos, nariz, etc.) Se suele utilizar para combatir la rinitis alérgica, la fiebre del heno, la sinusitis, etc.

En combinación con otras hierbas más específicas, se usa también en caso de bronquitis (es ligeramente expectorante) y otras infecciones respiratorias.

Se suele utilizar la infusión de flores para tratar además problemas bucales como úlceras, dolor de garganta o amigdalitis.

Por sus propiedades suavizantes y antiinflamatorias se utiliza a nivel tópico como tónico facial, suavizante y refrescante, o para tratar algún tipo de descamación o herida leve en la piel. Suele encontrarse en muchas formulaciones de cosmética natural. (La verdad es que es un ingrediente muy bueno y extremadamente barato!)

Para hacer un tónico para la piel idóneo, por ejemplo, para calmar la piel después de haber tomado el sol, sólo tienes que infusionar 25 gramos de flores secas de saúco en 600 ml de agua hirviendo, dejar enfriar, colar y aplicar con un algodón. Se puede guardar en la nevera durante 2 o 3 días.

 

Infusión de flores de saúco

Mientras el árbol está en flor, puedes hacerte infusiones con las flores frescas. Yo le echo una flor (o un trozo si es muy grande) directamente a la taza y me encanta tomármela mientras observo cómo se mueven las pequeñas flores en el agua.

Para poder tomar infusión todo el año, es muy fácil, sólo tienes que dejar que las flores sequen. Yo las cuelgo por casa, tengo flores secas de saúco por todos lados, en cualquier rincón que haya algo de lo que las pueda colgar, ahí están. Lámparas, pomos de puertas, clavos en la pared, lo que sea. Las ato en ramilletes con un poco de cuerda y se cuelgan cabeza abajo. Cuando están bien secas, crujientes y que las flores se pueden separar con facilidad, se mete en tarros limpios y con buen cierre (preferiblemente que sean oscuros para que se conserven mejor, pero tampoco pasa nada si no. ) Y ya está. Tienes infusión de saúco para el invierno, para los catarros de toda la familia, niños incluidos.

Parece una tontería, pero a mi me da una sensación de libertad y empoderamiento muy grande el hacer mis propias infusiones. Tanta como la de comer la comida que has cultivado tú misma. O alimentar a tu bebé con la leche que sale de tus pechos. Cosas de la vida que no tienen precio ni dueño. La vida verdadera.

Flores secas de saúco

Y ahora os cuento otra receta, menos saludable porque lleva bastante azúcar, pero oye! tampoco podemos vivir amargados forever sin poder hacer nada! Y el verano es para disfrutarlo! Es una bebida con burbujas, a mi las bebidas con burbujas no me gustan, pero ésta sí, porque es más suave el burbujeo y natural 100%.  El proceso, aunque fácil, es un poco más largo, pero merece la pena!

Champagne de flores de saúco

Ingredientes

  • 4.5 litros de agua
  • 650 gr azúcar blanca
  • 8 flores de saúco bien grandes y desarrolladas, que estén abiertas todas las flores.
  • 2 limones sin cera
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco.
  • cubo con tapa de 15 litros, limpísimo, por supuesto.
  • botellas con tapa

Procedimiento

Hierve la mitad del agua y añade el azúcar, revolviendo hasta que está completamente disuelto.  Deja que enfríe.

Sacude las flores de saúco bien para librarlas de algún insecto que puedan tener.Añádelas al agua con azúcar. Exprime el zumo de los limones y échalo junto con la cáscara. Añade el vinagre y el resto del agua. Cierra con la tapa.

Deja que fermente durante 4 o 5 días, la duración depende de la temperatura, si hace algo de frío, ponlo en un lugar más cálido. Después de 5 días debería empezar a formar burbujas debido a la fermentación. (Si no fermenta, se le puede poner una cucharadita de levadura seca, y entonces sí o sí, debería empezar a fermentar después de otros 4 días)

Cuélalo y embotella. Las botellas tienen que tener un cierre seguro (las que llevan eso metálico – no sé cómo se llaman- son de las mejores,  pero también puede explotar). Una opción segura (aunque menos bonita y sobretodo ecológica) es usar botellas de plástico de agua. Si el champagne está haciendo demasiadas burbujas la botella se pondrá rígida, entonces puedes liberar un poco de gas abriendo un pelín el tapón.

Después de 10 días embotellado, ya se puede empezar a tomar! Está muy bueno y es una bebida veraniega excelente y natural. Se conservará durante 6 semanas, pero es muy probable que os lo bebáis mucho antes!

Hay muchas más recetas de bebidas caseras a las que se le puede añadir flores de saúco, si os interesa saber más os las puedo pasar, pero si os gusta el sabor/aroma de estas flores, creo que lo principal es experimentar y añadirlas libremente a tus propias recetas. No creo que haya mucho margen para el error!

Vinagre de saúco

En una botella de boca ancha, mete de 10 a 15 flores de saúco y cúbrelas con 600 ml de vinagre de vino blanco o de sidra, como prefieras. Sitúalo en sitio cálido pero sin que le dé la luz del sol directamente. Deja que repose de 2 a 3 semanas. Es un vinagre con un sabor muy veraniego que quedará muy bien en ensaladas!

∼∼∼∼

Además esta semana he encontrado en una tienda de segunda mano un libro precioso que se llama “Food from your Garden”, es de 1977, una chulada (si saco una foto guay os lo enseñaré por instagram) y te enseña a cultivar, cocinar y preservar tus propias verduras y frutas. En este libro he descubierto otra receta con las flores de saúco, pero no la he puesto a prueba todavía, aunque mi pareja me ha dicho que él sí lo ha probado pues es típico por estas tierras inglesas; se trata de “elderflower fritters” O lo que es lo mismo, sumergir las flores de saúco en una masa para “crepes” (en mi tierra frixuelos) y freír. Lo pondré en práctica seguro y os lo contaré!

Espero que os haya gustado la entrada, y si sabéis de más usos para estas flores soy toda ojos!

Os dejo con otra foto de la flor de saúco, muchas veces tienen esa forma acorazonada. Porque son puro amor y ya esta!

 florsaucocorazón

Besos!

Luisa

Arctium lappa. Bardana.

Nativa de Europa y Asia, la bardana es un importante remedio detoxificante tanto en la medicina tradicional China como en la occidental. A menudo utilizada para tratar problemas en la piel, la bardana también ayuda al sistema inmune durante infecciones o enfermedades crónicas. En Reino Unido se usa mucho la raíz de bardana o “burdock” en inglés, junto al Diente de león para hacer una refrescante bebida, popular por sus efectos detoxificantes.

Parte usada: La raíz, las hojas,  las semillas

Propiedades:

  • Raíz: purificadora, laxante suave, diurética, diaforética, antireumática, antiséptica, antibiótica.
  •  Hoja: Laxante suave, diurética.
  • Semilla: Febrífuga, antiinflamatoria, antibacteriana, hipoglucémica.

Bardana flor

Valor nutricional: la bardana se ha hecho popular en la cocina macrobiótica, es rica en fibra, y tiene cantidades significativas de proteína, para ser una raíz. Tiene buenas dosis de minerales como potasio, manganeso, magnesio, hierro, zinc, y calcio. También contiene aminoácidos y buena cantidad de antioxidantes.

La bardana contiene el carbohidrato inulina. Este compuesto aumenta la población de “buenas” bacterias en el intestino, lo que ayuda al sistema inmune y mejora la absorción del calcio. Previene el estreñimiento, reduciendo como consecuencia el riesgo de cáncer de colon.

Diabetes: La raíz es muy baja en calorías porque la inulina no es absorbida por el organismo, lo que la hace apta para las personas diabéticas y personas preocupadas por el peso.

Depurativa y diurética: La bardana puede ser utilizada en cualquier situación en la que el organismo necesita deshacerse de toxinas. Condiciones tan variadas como el acné, eczema, psoriasis, artritis, fibromialgia, o amigdalitis se beneficiarán de esta propiedad de la bardana para estimular la depuración y la eliminación de productos tóxicos de la sangre y del organismo.

Antifúngica y antibacterial: Las propiedades antifúngicas y antibacterianas de la bardana se deben a la presencia de poliacetilenos en la raíz. Esto la hace ideal para tratar problemas de hongos en la piel y el acné. 

Bardana para el pelo y el cuero cabelludo: El aceite extraído de la raíz, rico en ácidos grasos esenciales y en fitoesteroles, es muy bueno para el pelo y el cuero cabelludo. Es es utilizado para tratar la caspa, para atrasar la pérdida de cabello, para mejorar la salud y la fortaleza del pelo en general y aumentar su brillo. Los extractos de semilla también son utilizados para este fin.

burdock_leaves_spring

Las hojas de la bardana alcanzan hasta los 40 cm de largo

Cómo tomarla: Decocción de la raíz, tintura, cápsulas.

Dosis: 5-15 g al día, máx 100 g a la semana.

Precauciones: Muy raramente puede producir dermatitis de contacto. No consumir en el embarazo.

Recolección: La raíz es recogida generalmente hacia el final del verano, y las hojas cuando la planta está empezando a florecer; las semillas deben ser cogidas cuando están maduras, en otoño.

Cultivo: No es muy exigente en cuanto a la tierra, pero prefiere tierra húmeda y rica, con ph de neutro a alcalino, a pleno sol o sombra parcial. Siembra la semilla directamente en tierra en primavera. La bardana se autosiembra con facilidad y puede ser invasiva, para evitar esto recoge las flores antes de que las semillas maduren.

 

Apium graveolens. Apio

El apio fue una planta silvestre probablemente originaria de las regiones mediterráneas. Ha sido usada por sus propiedades medicinales durante miles de años por los griegos y los romanos. La planta silvestre se asemeja al perejil, ya que pertenecen a la misma familia, las umbelíferas.  En el siglo XVII se empezó a cultivar en Europa como hortaliza, dando lugar al apio que ahora se consume. Es popular en China, donde se utilizan variedades con un sabor más intenso. El apio es un buen remedio detoxificante, ya que es diurético. Además se dice que tiene calorías negativas, es decir, que se consumen más calorías al digerirlo que las que nos aporta.

Parte usada: hojas, tallos, semillas.

apio

Propiedades: Diurético, antiinflamatorio, anti-reumático, antibacteriano, hipotensivo, carminativo, sedativo, anticancerígeno.

Remedio detoxificante: Gracias a sus aceites esenciales encontrados sobretodo en las semillas, aunque también en el tallo, el apio ayuda a eliminar líquidos y toxinas. Es un vegetal típicamente utilizado en dietas de adelgazamiento ya que apenas aporta calorías.

Contra infecciones: la planta contiene cumarinas, que le otorgan propiedades antibacterianas, por lo que al actuar como diurético, también nos protege de infecciones de riñón.

Artritis y problemas reumatoides: las semillas del apio contienen un aceite volátil que estimula la depuración realizada por los riñones, en particular ayuda a la eliminación de cristales de ácido úrico que causan inflamación de articulaciones, tendones y músculos. Por tanto, es indicado también para tratar la gota; la semilla puede ser tomada para aliviar los síntomas y prevenir ataques.

Propiedades anticancerígenas: las cumarinas presentes en la planta le confieren propiedades anticancerígenas. Estudios realizados en laboratorio, demostraron que las semillas de apio reducían la formación de cáncer de hígado en ratas.

Hipotensivo: el apio contiene ftalidas, particularmente en las semillas, unos componentes que relajan la estructura de las arterias haciendo que se dilaten y de este modo baje la presión arterial.

Cómo tomarlo: Fresco, en ensaladas; cocinado en sopas, etc; en batido; en tintura; en cápsulas.

Dosis: 1-2 g al día, máx. 15 g a la semana.

Precauciones: Las semillas contienen compuestos fitotóxicos y no debería aplicarse extractos de semilla sobre la piel. No consumir las semillas durante el embarazo debido a que actúan como un tónico uterino y podrían inducir contracciones. En caso de sufrir enfermedades renales consultar siempre con el médico de cabecera. No aconsejable su ingestión habitual a personas que estén tomando medicamentos antitrombóticos.

Recolección: Se recoge el vegetal cultivado el primer año, y las semillas el segundo verano. Puede encontrarse en estado silvestre en lugares próximos a la costa.

Cultivo: Prefiere tierra fértil y bien drenada, a pleno sol. Plantar las semillas en semillero en primavera (la germinación tarda entre 14-28 días y puede ser errática), cubrir con una fina capa de compost y dejar en lugar cálido pero ventilado. Plantar afuera cuando no exista ya riesgo de heladas y las plantitas tengan 10 cm de altura aprox.

La imagen que incluyo a continuación es del último apio que me he comprado en el súper, que es ecológico, o como dicen aquí “organic”. Me encanta que últimamente cada vez encuentro más verduras ecológicas en los supermercados a precios competitivos. Ojalá  empiece a pasar en España también.  Digo esto por que el apio está entre las verduras con más pesticidas que hay en el mercado, así que yo siempre intento que sea ecológico. Me encanta el sabor que da el apio a las sopas y purés, y aquí en Inglaterra he descubierto un primo del apio, el apio nabo, que es una raíz de sabor parecido y es genial, ¡probadlos! 🙂

Yerbaluisa (2)

Althaea Officinalis. Malvavisco.

El Malvavisco es una planta eurasiática, que crece junto a lugares húmedos. Su nombre botánico  Althaea viene del verbo griego “altho”, que significa curar. Ha sido cultivada desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Su alto contenido en mucílagos le confieren propiedades suavizantes, emolientes y demulcentes, que ayudan en el tratamiento de afecciones respiratorias y del tracto digestivo, entre otras.

Seguir leyendo

Angelica Archangelica. Angélica.

El nombre botánico de esta planta del norte de Europa nos da una pista de la importancia que tuvo en el pasado. Es una planta robusta, que suele alcanzar los dos metros de altura. En la época medieval era considerada poco menos que la panacea, el remedio de todos los males. La infusión (o tintura) de angélica es un buen tónico para mejorar la digestión y la circulación.  

Seguir leyendo

Aloysia citrodora~ Hierba Luisa~

La hierba Luisa es mi planta aromática preferida, no sé si ayuda el hecho de que compartimos nombre, pero el caso es que su sencilla belleza e intenso aroma me cautivaron desde el principio. Es una planta originaria de Sudamérica, pero se cultiva en todo el mundo como planta aromática y ornamental. Es una hierba altamente apreciada por su aroma cítrico y es muy utilizada en perfumería. Pero no sólo su olor es agradable, esta hierba también tiene propiedades medicinales, ya que es digestiva y ligeramente sedante e inspiradora, además de hacer una infusión muy refrescante.   Seguir leyendo

Aloe Vera

Aunque es nativa del África tropical, el Aloe vera era bien conocida por griegos y romanos por sus propiedades medicinales. El gel que contienen sus hojas ha sido utilizado durante siglos para tratar  quemaduras, inflamación y úlceras en la piel. El Aloe vera es, sin duda, una de las plantas más útiles para cultivar en nuestra casa o jardín. 

Seguir leyendo

Allium sativum. Ajo.

Una de las más importantes plantas medicinales, el ajo es también una de las más investigadas, con más de mil estudios publicados sobre su actividad terapéutica. Probablemente originario del suroeste de Siberia y propagado por Europa y Asia en la antigüedad, el ajo se ha utilizado desde hace 5000 años como planta medicinal. Han sido ampliamente demostradas sus propiedades antibióticas y antitrombóticas, entre otras. Se usa comúnmente para tratar resfriados e infecciones respiratorias.

Seguir leyendo