Infografía: Cómo hacer la taza de té perfecta

¡Hello everyone!

Me he lanzado a la aventura de hacer una infografía sobre algunos tipos de tés y cómo hacer una taza de té perfecta… Digo lo de aventura porque es la primera infografía que hago, así que no seáis demasiado críticos!

Los tipos de té que he incluido son el té negro, el té verde, el té blanco y el té rojo. He añadido también el Rooibos que no es realmente un té, es decir, no viene de la planta del té (Camellia sinensis), sino que es una planta de origen sudafricano cuyo nombre científico es Aspalathus linearis. Por su color rojizo, demasiado a menudo se le confunde con el té rojo pu-erh, pero no tienen nada que ver.

Personalmente, el rooibos se ha convertido en mi favorito, por eso no he podido excluirlo de la infografía. Antes de mi embarazo solía tomar mucho té rojo pu-erh, y té verde, pero por alguna razón durante el embarazo mi cuerpo no sentía la necesidad de tomar estos tés, así que empecé a hacerme infusiones de rooibos. Después, durante los casi tres años que duró la lactancia de mi hijo, seguí tomando rooibos como sustituto del té, para evitar pasarle más energías de las necesarias al terremoto. El rooibos, además de no contener cafeína, y estar muy rico, tiene múltiples propiedades medicinales y lo pueden tomar los niños; en breve escribiré una entrada sobre el Rooibos para la sección de plantas medicinales.

Así pues, la infografía es muy simple y muestra de cada tipo de té las siguientes características:

  • La teína que contiene (con el simbolito del corazón)
  • El tiempo que debe dejarse infusionar (el icono del reloj)
  • Breve descripción del sabor.

Hay algo que no he incluido en la infografía y que también es importante a la hora de hacer una buena taza de té: la temperatura del agua. Para el té negro, la temperatura debe ser bien caliente, hirviendo, es un tipo de té resistente a ello y lo requiere para desplegar todo su sabor y características. Sin embargo, otros tés como el verde o el blanco son más delicados, y el agua debe estar menos caliente. Hierve el agua, pero déjala reposar unos minutos antes de verterla sobre tu té. Así evitarás que éste adquiera un sabor amargo y pierda sus cualidades.

¡Espero que os guste! Y si es así, no dudéis en compartirla 🙂

¡Gracias!

infografia tés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s