“Crumble de ruibarbo”

Hoy, en nuestra caja de verduras ecológicas que nos llega semanalmente de la empresa “Riverford organic” venían unos pocos tallos de ruibarbo. El contenido de la caja es sorpresa cada semana (aunque si quieres se puede modificar, porque te avisan un día antes de lo que va a traer), así que fue una alegría encontrarme esos adorables tallos rojos con los que tanto me gusta hacer el “rhubarb crumble”, postre típico de Inglaterra.

El ruibarbo es una planta se cree que originaria del noroeste de Europa, son muy características sus enormes hojas y sus tallos rojizos. Las hojas son tóxicas, pero los tallos son comestibles, y se usan sobre todo en repostería.

20160519_074013

Valor nutricional: El ruibarbo es muy rico en fibra, destaca también su contenido en vitamina A, C, tiamina y riboflavina. También contiene minerales como potasio, hierro, selenio, manganeso y zinc. Es una planta diurética y contiene escasas calorías, por eso resulta perfecto en dietas de adelgazamiento.

Receta del “crumble de ruibarbo”: Yo hice uno pequeño, porque sólo tenía tres tallos de ruibarbo, unos 190 gramos. Si quieres hacerlo más grande, aquí tienes las cantidades para 1/2 kilo. Los copos de avena son opcionales, a mi me gusta mezclar harina de trigo con copos de avena, pero puedes prescindir de la avena si quieres.

Ingredientes:

  • 190-200 g de ruibarbo (tallos)
  • 30 g azúcar blanca
  • 20 ml agua
  • 70 g de harina
  • 15 g de copos de avena
  • 40 g de mantequilla
  • 50 gr de azúcar morena

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 180 º.
  2. Engrasamos con un poco de mantequilla una fuente de horno. El tamaño de la fuente dependerá de la cantidad de ruibarbo que vayas a cocinar. Yo lo hice en una pequeña.
  3. Cortamos el ruibarbo en trozos pequeños, de unos 2 cm aprox. Lo ponemos en la fuente y echamos por encima el agua y el azúcar blanco.
  4. En un bol ponemos la harina, los copos de avena y el azúcar, y con los dedos vamos mezclándolo todo con la mantequilla, hasta que nos quede como migas de pan.
  5. Ponemos las “migas” por encima del ruibarbo en la fuente y metemos al horno durante 35- 40 minutos, hasta que se dore por encima y veas que por los bordes aparece el ruibarbo ya hecho compota.
  6. Se sirve caliente y tradicionalmente acompañado de natillas o crema pastelera (el “custard” inglés) o helado de vainilla.
  7. ¡A disfrutar!

Crumble collage

Anuncios

Un comentario en ““Crumble de ruibarbo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s