Miel de Salvia para la garganta

Este remedio es sencillo y efectivo. La miel tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, y resulta muy suavizante y calmante cuando nos duele la garganta, pero si le añadimos un toque de salvia le daremos un extra de propiedades antimicrobianas. Vamos a resumir las propiedades de ambos ingredientes y luego pasamos a explicar la receta.

Miel: además de emoliente (suavizante), la miel es antibacteriana y antiséptica. Las propiedades antibacterianas de la miel son debidas a su contenido en la enzima glucoxidasa; esta enzima al ser diluida produce peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), compuesto bien conocido por todos por ser antiséptico. No es de extrañar así, que la miel se haya utilizado tradicionalmente para curar heridas y quemaduras.

miel

Salvia: La salvia, del latín “salvare” que significa curar, es una de las plantas que tradicionalmente han tenido más uso medicinal. Tiene fuertes propiedades antimicrobianas, lo que la hace una buena aliada contra infecciones en la boca y garganta. Hacer gárgaras con infusión de salvia viene genial para tratar la gingivitis, úlceras en la boca y, lo que nos ocupa en este caso, infecciones de garganta.

salvia.yerbaluisa

Miel de Salvia: 

Los ingredientes son dos, y las cantidades las puedes variar dependiendo de tus necesidades o  de la cantidad que tengas disponible de ambos: Miel, y hojas de salvia.

Un apunte: Para que la miel realmente tenga todas sus propiedades es mejor que sea una miel local, si puede ser ecológica, o de algún productor de confianza. Evitad usar mieles tipo “Miel de la granja blablablá” que no gotea y todo eso pero ahí se acaban sus propiedades.

La salvia que sea fresca y libre de pesticidas, si es de tu jardín o tu maceta mejor que mejor!

Proceso:

  1. Limpia y seca las hojas de salvia y ponlas en un cazo.
  2. Vierte sobre las hojas de salvia la cantidad suficiente de miel para cubrirlas.
  3. Hierve a fuego lento durante una hora.
  4. Antes de manipularla asegúrate de que ya no quema, recuerda que los azúcares calientan muchísimo y es fácil quemarse con un despiste.
  5. Cuela la miel en un tarro esterilizado.
  6. Si estás haciendo cantidad suficiente para llenar un tarro puedes, antes de verter la miel en él, poner una ramita de salvia. Además de quedar chulo, también le conferirá un extra de sus propiedades.

miel de salvia

Uso: Tomar una cucharadita 3 o 4 veces al día. La puedes tomar sola, o añadir a las infusiones.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s